Menores y privacidad. Ya ha empezado un nuevo curso escolar y entre los dolores de cabeza de los libros, los uniformes, la ropa de deporte, etc., no tenemos que olvidar la privacidad.

Menores y privacidad. La Agencia Española de Protección de Datos da una serie de recomendaciones para proteger los datos personales a la vuelta a clase, tanto para madres y padres, profesores y centros educativos.

Si queréis compartir fotos y/o videos, pensadlo bien.

Padres y profesores tenéis que tener mucho cuidado con la publicación de fotos, videos o audios de menores en la red.

Facebook, Instagram, Snapchat, Twitter o WhatsApp. Los utilizan tanto adultos como menores de edad y, si no se hace un buen uso, pueden derivar en problemas.

Ojo con las fotos y videos de las actividades de clase

Los familiares que toman imágenes en un acontecimiento del centro educativo (fiestas, acontecimientos deportivos, funciones de teatro, etc.) solo pueden hacer uso de ellas en su ámbito personal y doméstico, y no se tienen que compartir ni publicarse en abierto en las redes sociales.

Cuidado con las APPS y servicios al nùvol

Los centros educativos y profesores tienen que prestar atención en las nuevas tecnologías que utilizan en el desarrollo de sus tareas educativas y en su organización.

Algunas apps y servicios a la nube podrían no proporcionar la seguridad necesaria o tratar los datos de los menores para crear perfiles de aprendizaje, preferencias o comportamiento.

Los profesores solo tienen que utilizar aplicaciones que ofrezcan la seguridad suficiente y estén supervisadas por el centro e informar del uso a los padres o tutores. En caso de duda pueden consultar con el delegado de protección de datos del centro.

Padres y profesores tienen que comunicarse preferiblemente a través de plataformas y medios proporcionados por el centro educativo.

Pedir el consentimiento

Si los centros tienen que utilizar datos personales de los alumnos con fines diferentes de la función educativa, como el uso de imágenes para publicidad o promoción en redes sociales, tendrán que informar los padres o tutores, o a los mismos alumnos más grandes de 14 años, y solicitarlos su consentimiento.
Concienciar y dar ejemplo

La educación y concienciación de los más pequeños para un uso seguro de Internet y de sus servicios y aplicaciones es una tarea de todos. Seamos un buen ejemplo para ellos.

Disponéis de materiales didácticos y más información sobre privacidad, protección de datos y menores a:

www.tudecideseninternet.es